Esteban Ibarra

Movimiento contra la Intolerancia, por los Derechos Humanos

La población no nos amará por ser nazis; por lo menos, que nos teman

El manual del grupo Blood and Honour explica a sus acólitos cómo dirigir la lucha y la importancia de conciertos de rock con mensaje

“Desde hace unos años, con el nuevo flujo de jóvenes combatientes, las cosas han mejorado radicalmente. ¡Un hecho que debería avergonzar a los elitistas que tanto critican a los skinheads!”. El manual de campaña del grupo internacional neonazi Blood and Honour al que pertenecen las 18 acusados de tenencia ilícita de armas y asociación ilícita que están siendo juzgados desde ayer por la Audiencia Provincial de Madrid , mira hacia el futuro con optimismo y fija con claridad sus objetivos: “Atraer y activar a Jóvenes Blancos a través de la música RAC/WP (Rock contra el Comunismo y Poder Blanco en sus siglas en inglés) y a través de actividades culturales con pautas políticas Nacional Socialistas”. Se trata de una “unidad luchadora de la juventud”.

En la jornada del juicio en Madrid celebrada este martes, sólo uno de los 18 imputados accedió a declarar: Francisco José L. P., fundador, junto con Roberto L., de la sección española del grupo cuando tenía 21 años. “Todo eran ideas bonitas”, dijo sobre la organización . Ideas que, en buena medida, habrían salido de este manual de campaña de Blood and Honour y de Combat 18 (el número hace referencia al lugar que ocupan en el alfabeto las letras A y H, iniciales de Adolf Hitler) escrito a principios de 2000 y que constituye una de las pruebas del proceso.

Estas “ideas bonitas”, que auguran un futuro infausto para la humanidad si su ideología no logra el “poder total” y que tiene un capítulo dedicado a la “violencia y el terror”, suelen transmitirse a través de Internet – “principal vehículo de comunicación del movimiento”- y en conciertos de rock con “mensaje” de grupos como Estandarte 88 [vea un vídeo en YouTube] . Fue precisamente a través de uno de estos conciertos, en Talamanca del Jarama (Madrid) en mayo de 2005, como la Guardia Civil logró detener a los miembros de Blood and Honour en España que ahora están siendo juzgados. Los CDs también tienen “un papel espectacular dentro de la propaganda”.

“Un concierto sin un mensaje político más allá de las letras de las estrellas de Rock está absolutamente incompleto y es una pérdida de tiempo en el peor de los casos”, señala el manual. Y recomienda a sus fieles compartir sus inquietudes nacionalsocialistas con la familia, las novias y los amigos. Antes de emborracharse, eso sí: “Esto debe realizarse sin haber bebido, aunque se que a muchos de vosotros os gusta primero beber y después hablar”.

El manual hace primero autocrítica del pasado: “La simple verdad es que, a pesar de todas las ideas basadas alrededor de nuestro movimiento, hay básicamente sólo dos razones reales para su existencia: Derrumbar el viejo orden gobernado por nuestros enemigos y construir un nuevo orden basado en nuestros propios principios e ideas. Y la triste verdad es que hasta ahora nosotros hemos fallado en ambas cosas”.

Después, propone soluciones. Plantea que las organizaciones jerárquicas tradicionales no sirven y que hace falta captar y organizar gente joven muy implicada que funcione con la idea de la “resistencia sin líder”: soldados que actúan por su cuenta ejecutando acciones violentas de todo tipo, difícilmente controlables por los Estados y empleada por algunas células islamistas y otros grupos neonazis como los Hammerskins. “La célula individual o pequeña tiene un gran poder en sus manos. Es el mejor medio para luchar”, afirma el manual. “Ningún ego, ni líderes, ni ninguna tarjeta de número de miembro”.

En el apartado sobre “violencia y terror” se afirma que “el pacifismo es un sueño de tontos”, que “la violencia es natural e indiscutible cuando uno es atacado” y que “el ataque es la mejor defensa” para acabar teorizando sobre la soledad del guerrero nacionalsocialista: “Nosotros no somos políticamente correctos ni personas buenas a los ojos de los demás. La mayoría de nuestros partidarios de cierto estatus prefiere no de mostrar sus sentimientos nacionalsocialistas. Eso nos deja con pocos Guerreros, aunque hay muchos episodios de diminutos grupos de “nacis” (sic) valientes que luchan contra la chusma capitalista y roja. La población no nos amará por esto; entonces, por lo menos, que nos teman”.

Las dificultades, concluye el manual, serán muchas, y habrá que sortearlas: “Cuando uno se involucra en la política racialista blanca se encuentra con muchos obstáculos”. Sobre todo, del entorno más cercano: “Esta amenaza se encuentra en nuestras amistades: padres, amigos, novias o novios, maestros, compañeros de trabajo… Debes tener claro si quieres tomar parte en la lucha. Si luchas, la vida se transformará debido a que nada será como antes, no te convertirás en una persona normal. Deberás ganarte el respeto de tu familia y amigos que viven aburguesadamente. Es un hecho triste, y especialmente duro para nosotros que creemos en los valores de la vida familiar y vemos la importancia del principio del orden y disciplina, pero tienes que ignorar el consejo íntimo que intenta evitar que sigas luchando”. Lo mejor para los jóvenes guerreros es casarse con alguien afín que comparta su lucha. Los matrimonios mixtos, avisa el manual, “pueden ser fatídicos”.

http://www.elpais.com/articulo/espana/poblacion/nos/amara/ser/nazis/nos/teman/elpepuesp/20100527elpepunac_2/Tes

MÓNICA CEBERIO BELAZA – Madrid – 27/05/2010 (El País)

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.