Esteban Ibarra

Movimiento contra la Intolerancia, por los Derechos Humanos

Guerra carga contra Sánchez: “Nunca en la Transición necesitamos relator; ¿nos comparamos con Yemen?”

No pudo elegir Alfonso Guerra, ex vicetodo del PSOE anterior a Pedro Sánchez, un día más adecuado y oportuno para presentar su libro en defensa de España, de la Constitución, y en contra de la izquierda que se acompleja de la bandera española y se achanta ante el relato independentistas. Titulado La España en que yo creo.

Tampoco pudo elegir un escenario más adecuado y ceremonioso para presentarse: el Congreso de los Diputados. Ni una presentadora más relevante desde el punto de vista institucional: la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, que elogió a Alfonso Guerra como si fuera de su mismo partido. O más incluso.

Fue como volver a casa, ya que Guerra ocupó un escaño de forma continuada desde 1977 hasta 2015. Allí le esperaban numerosos políticos socialistas de la época anterior a Pedro Sanchez. Los guerristas revivieron laureles junto al que fue su líder. No hay muchos políticos en España que tengan unos fans tan entusiastas, leales y vehementes como Alfonso Guerra. Los presidentes asturianos, Javier Fernández, y aragonés, Javier Lambán, los ex ministros José Luis Corcuera y Matilde FernándezFrancisco Fernandez-MarugánJosé AcostaFrancisco VázquezJosé Rodríguez de la BorbollaJuan Carlos Rodríguez Ibarra, y muchos otros diputados de su época. Pocos parlamentarios había del actual PSOE –Soraya RodríguezÁngeles ÁlvarezJosé Enrique Serrano– y sólo Mari Luz Martínez Seijode la dirección federal. Tampoco asistió ningún ministro. Aunque Guerra dijo que Josep Borrell pensaba acudir al acto, pero que al final no pudo por un compromiso diplomático.

Arroparon al autor personalidades políticas de la Transición, Marcelino OrejaRodolfo Martín VillaMiguel Herrero. No puede tener queja el ex vicepresidente azote de la “derechona” del elevado rango de la representación del PP y Ciudadanos. Al margen de Ana Pastor, la portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat, y numerosos diputados.

José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, encabezó la delegación de ese partido que no disimula su intención y deseo de quedarse con los votantes del PSOE de Guerra a los que no les guste este “otro” PSOE de Sánchez. Francesc de Carreras, el catedrático de Derecho Constitucional y fundador del movimiento que dio origen a Ciudadanos, fue el tercer presentador del libro, junto a Ana Pastor y la directora de La Esfera, Ymelda Navajo.

En este ambiente, no hace falta glosar la decepción, la desolación y el escándalo del público que acudió a escuchar a Guerra a propósito de la actuación del Gobierno socialista al asumir la figura del relator de la mesa de partidos, propuesta de los independentistas en el marco de la negociación de los Presupuestos. El auditorio esperaba como agua de mayo las palabras de Guerra sobre el “relator”. En mitad del amplio y detallado resumen del contenido de su libro, el ex vicepresidente hizo uso contra Pedro Sánchez de la artillería dialéctica que le hizo un temible adversario. “Dales caña, Alfonso”, le gritaban en los mítines de los 80. “Dale caña Alfonso”, le gritaba sin gritar el auditorio en la presentación del libro. En los 80 la caña era contra el PP. Ahora, la caña es contra el secretario general del PSOE.

Guerra no defraudó las expectativas. “Nunca, nunca en la Transición necesitamos un relator”. “Esto es un desatino. ¿Con qué país nos quieren comparar? ¿Con Yemen, con Burkina Faso?”, continuó sin parar. “La lista de condiciones de Torra es abominable y no merece más que burla. El último esperpento y un obsceno chantaje. La pregunta es: ¿hay alguien ahí? ¿Alguien que salve a la nación de este grupo de salteadores?”.

Y siguió. “Si necesitan a una persona que tome nota de lo que se dice, eso puede hacerlo una grabadora o un funcionario”. Y finalizó. “Es un circo trágico”, dijo, que Torra reclame medidas para frenar el deterioro de la imagen de España. El mismo que ha querido “incendiar la democracia”. Según Guerra, el independentismo “escapa” de la política para adentrarse en el “psicoanálisis”. Y una última cosa más. “Este libro sí está escrito por el autor”, advirtió. No como otros que se anuncian. El del presidente del Gobierno sin ir más lejos.

https://www.elmundo.es/espana/2019/02/06/5c5b355ffc6c83c16d8b4639.html

Etiquetas: , , , , , ,

Los comentarios están cerrados.